Una ruta imperdible

Una ruta imperdible

España es una tierra que fue hecha para soñar, está llena de ciudades, pueblos y rincones que semejan una postal. Cada detalle parece estar esperando para contar una historia, el pasado nunca se olvida, vive en el presente orgulloso de todo cuanto se ha levantado sobre él. Gijón es una cuidad pesquera por la que han pasado los franceses, los reyes de Castilla y todas sus luchas dinásticas, los musulmanes, los visigodos, la Guerra Civil y ahora los turistas.

Es un lugar en el que se reúnen el mar, la montaña y una maravillosa gastronomía para consentir a viajeros y lugareños. Es muy probable que solo use su coche para llegar, una vez en él querrá caminar por sus calles y callejones de casas coloridas y pequeños balcones, para disfrutar de ese encanto lleno de nostalgia.

Barrio de Cimadevilla, una de las más bellas joyas de Gijón

Está ubicado en Santa Cecilia, y un cerro amurallado cerca al puerto comercial. Es un barrio en el que conviven marineros, cigarreras y pescaderas; con ellos la ciudad se fue expandiendo. Uno de los íconos de la ciudad es la iglesia de San Pedro Apóstol, uno de los lugares más fotográficos de Gijón, sobre todo si se ve desde el paseo marítimo degustando una caldereta de pescado con mariscos como bígaros, centollos, bogavantes, entre otros.

Otro sitio muy concurrido es el Parque del Cerro y la batería de Santa Cecilia. Fue un complejo artillero militar del siglo XVII que defendía la península de corsarios, dentro de él se encuentra el Parque del Cerro, un espacio amplio y agradable con hermosas vistas. Siendo todos estos lugares muy bonitos, sin duda uno de los más grandes atractivos de la ciudad es recorrer sus calles y callejones.

Es un caos que se disfruta, la gente va y viene con sus compras, se toman un café. En el centro neurálgico del entramado, exactamente entre la calle Atocha y la plaza de la Soledad se celebran las Fiestas de la Soledad y Los Remedios. Durante las fiestas de septiembre el barrio es adornado en cada celebración con una temática diferente; eso sí, es parte de la tradición llenar las calles de farolillos de papel.

No lo dude tanto y déjese llevar a uno de los paseos que nunca olvidará, se lamentará si no prueba las deliciosas y crujientes Chaponas, un postre delicioso de chocolate con leche y naranja, avellana o manzana, dependiendo de la estación. Si lo único que se lo impide es una avería en su coche, tranquilo, entre en esta web de desguaces y la reparación no alterará su presupuesto, tendrá calidad, buenos precios y cero excusas para pasarla bien.

redaccion_201

Deja un comentario